¿Por qué amo Restaurar?



En primer lugar diría que es porque he crecido con  la actual Odontología Restauradora, la conozco desde finales de la década de los ´80 cuando todavía era un estudiante universitario y se hablaba de una nueva generación de materiales restauradores y sus técnicas adhesivas. La evolución de estos materiales fue avanzando a pasos agigantados y he tenido el privilegio de comprobar por experiencia propia que ciertamente son materiales que poseen propiedades de óptima tolerancia con el tejido dental y de resistencia por el paso del tiempo.

Esto último lo puedo decir con certeza porque tengo pacientes, que dos décadas después de su tratamiento, todavía tienen en su boca las restauraciones dentales que hice en su momento y se puede apreciar que siguen en buen estado de funcionalidad. Cabe destacar que este mérito es compartido por ambas partes, ya que estas personas se han comprometido a tener una correcta higiene dental.

Para continuar podría decir que me complace practicar esta Restauración Dental porque la considero uno de los cimientos para una Odontología Conservadora, que se encarga de reparar, recuperar y renovar la integridad estructural de un sistema bucodental, que a su vez es parte vital para la buena salud general del cuerpo humano.

Javier Ferreiro
Odontólogo.